Curación de contenidos para la formación de espectadores

La « curación de contenidos » que como los « community manager » nacieron en el mundo de la empresa desde bien pronto fueron aplicados a los ámbitos socieducativos y culturales. Las gentes de teatro y educación somos cada vez más conscientes que  Internet, las redes sociales y las técnicas de micromecenazgo cultural constituyen  una estrategia óptima para « romper la quinta pared » y tender puentes entre el mundo de las artes y los potenciales usuarios de la cultura. Los curadores de contenido son conscientes que no necesitan saberlo todo sobre su área de conocimiento pero sí saber buscar la información pertinente, seleccionarla, añadirle valor y compartirla en las redes. Esta labor la podríamos definir como:

– “Un Content Curator, un Intermediario crítico del conocimiento, es alguien que busca, agrupa y comparte de forma continua (recordemos la real time web que vivimos) lo más relevante (separa el grano de la paja) en su ámbito de especialización”. Dolors Reig (2010).

– Curation es la actividad que llevan a cabo personas apasionadas por un área de contenido, consistente en encontrar, contextualizar y organizar información. Proporcionan una constante actualización de aquello que es interesante, está pasando, y es cool en su foco de interés. Tienen un punto de vista personal y coherente, y proporcionan un contexto fiable al contenido que descubren y organizan”. Steven Rosenbaum (2012)

Medée_Kali_teatre_romàCada vez más nos encontramos con teatreros cibernautas que saben sacarle provecho a la red para mantener vivos los proyectos que crean y persuadir a nuevos públicos.  Estos teatreros con los instrumentos de la Web 2.0 son « prosumidores », es decir, usuarios de la red que no se limitan a consumir contenidos sino que saben cómo crearlos y lo que es más importante cómo compartirlos y comunicarlos para lo cual se inspiran en los principios básicos de curación de contenidos y aplican algunas de las estrategias siguientes:

  • Promueven el carácter colaborativo para la creación de contenidos en red, en el que la figura del autor o director se ciñe a ser quien impulse la línea de pensamiento que al final se elabora entre todos los participantes.
  • Asumen que han desaparecido las fronteras entre el trabajo profesional y las aportaciones amateurs tanto en la crítica teatral, en la interpretación actoral, como en la creación de textos. En la web tan importante es el conocimiento profundo que tengamos del tema que tratemos como el saber ponerlo en circulación.
  • Aparecen las figuras de los superusuarios de la red o « residentes digitales” que saben crear una comunidad de lectores, escritores y usuarios de las propuestas culturales que divulgan de manera viral ya que la han adquirido como un liderazgo natural por sus servicios a una comunidad específica en este caso a los amantes del teatro.
  • Utilizan el etiquetado social (marcadores socials, tags o etiquetas en blogs y webs, hashtags en twitter, etc.) para dar a conocer sus preferencias estéticas o proyectos que consideran relevantes.

A continuación os ponemos algunos ejemplos de críticas teatrales en red y su repercusión en los usuarios:

  • #tuiteatreros : que también utilizan hashtags como #teatroentwitter; #teatro; #teatroenlaeducacion; etc.
  • #teatroblogs : desde hace tiempo hemos impulsado una « blogosfera teatral » que contribuya a la visibilización de los proyectos teatrales emergentes y que tienen en cuenta la vertiente educativa.
  • #postfunció : una muy buena manera de compartir las críticas de espectáculos y compartir entre iguales que hace poco ha creado una versión valenciana #postfuncióVLC.

Y ahora os preguntaréis que ¿por dónde empezar? porque, a poco que hayáis navegado por el mundo del teatro en el ciberespacio habréis comprobado la infinidad de fórmulas para intentar captar la atención del público potencial. De entrada os propondríamos de armar bien vuestro proyecto teatral como hecho comunicativo y a continuación que intentéis definir una “identidad digital” coherente para este proyecto. Para que esta identidad digital sea efectiva será importante que analicéis las características de los instrumentos de la Web 2.0 que vayáis a utilizar, es decir, que sean accesibles y prácticos, colaborativos, sociales, multidireccionales, interactivos -que se puedan dejar comentarios, navegables, espacios flexibles con posibilidades de transformación (no hay nada más poco sugerente que una página estática), que se pueda remezclar, rehacer y compartir con facilidad y sobre todo con posibilidad de sindicación de contenidos.

El siguiente paso para que nuestro proyecto teatral funcione en las redes consistirá en poner nuestro potencial creativo al servicio de la idea. Exactamente igual como un director de escena piensa en todos los  signos teatrales, se asesora con un buen dramaturgo y  confia en el saber hacer de escenógrafos, diseñadores de vestuario, creadores de espacios lumínicos o en un buen atrezzista, aquellos que queráis orquestar una buena campaña de difusión en las redes deberéis colaborar con especialistas que os ayuden a crear multimedias sociales que ayuden a que el mensaje llegue al público. Par ello os ponemos algunos referentes (hay muchos más pero estos son los más sociales) que estamos utilizando para el Máster en Teatro Aplicado:

Este pequeño listado es solo a título ilustrativo porque Internet está en continua evolución y los usuarios más jóvenes han aprendido a fluir por la red (“Be water my friend“) y a no engancharse a ningún recurso que no responda a las necesidades de cada momento. Con todo, no cabe olvidar que las tecnologías no son nada si no nos sirven para conectar con las personas, pues lo dicho…

… NOS VEMOS EN LOS TEATROS.

MATERIALES:

La dirección escénica en los ámbitos socioeducativos

«Director de escena: persona encargada de montar una obra, asumiendo la responsabilidad estética y organizativa del espectáculo, eligiendo los actores, interprentando el sentido del texto, utilizando las posibilidades escénicas puestas a su disposición. »

Diccionario del teatro (dramaturgia, estética, semiología)  Patrice Pavis (1998)

Consideramos al director de escena como un creador, y, por tanto, capaz de realizar un proyecto artístico más allá del hecho lingüístico o como simple coordinador de los equipos que intervienen en el proceso. El director de escena creador decide el concepto y la estética, fija el procedimiento de trabajo y establece una metodología cuya finalidad es la de crear una coherencia en el conjunto de la puesta en escena.

Este módulo consistirá en un acercamiento a la labor de la figura del director-a de escena en su proceso de creación y correrá a cargo del profesor Leopoldo G. Aranda director de la ESAD de Valencia.

PROGRAMA:yerma-lorca-simon

  1. Historia y evolución del concepto de dirección escénica.
  2. El proceso de producción y montaje de una obra teatral. La preproducción: la obra; el equipo artístico; el reparto. La producción: ensayos; generales; el estreno.
  3. La postproducción: temporada; giras.
  4. Elementos dramáticos: el texto; el personaje; las circunstancias; el conflicto; la acción.
  5. Ejercicios prácticos de dirección escénica.

 

TEXTOS DE TRABAJO (se recomienda su lectura previa a las sesiones de trabajo):

  • Romeo y Julieta” de W. Shakespeare. Ed. Cátedra.
  • Hamlet” de W. Shakespeare. Ed. Cátedra.
  • Yerma” de Federico García Lorca. Ed. Cátedra.

 BIBLIOGRAFÍA BÁSICA:

hamlet-show-and-tell

  • LA PUESTA EN ESCENA. Marcelo Díaz Ed. Fahnauer Verlag, Dresden, Alemania, 2016.
  • EL ARTE DE LA DIRECCIÓN DE ESCENA. Curtis Canfield. (ADE). Madrid 1991.
  • TRABAJO DRAMATÚRGICO Y PUESTA EN ESCENA. Juan Antonio Hormigón. (ADE). Madrid 1991.
  • TEORÍA Y PRÁCTICA TEATRAL. V Vajtángov.  (ADE). Madrid 1997.
  • LOS PUNTOS DE VISTA ESCÉNICOS. Anne Bogart. (ADE). Madrid 2007.
  • LECCIONES DE DIRECCIÓN ESCÉNICA. V. E. Meyerhold. (ADE). Madrid 2010.
  • CUADERNO DE DIRECCIÓN TEATRAL, Agapito Martínez Paramio, Ñaque Editora.

WEBGRAFIA:

Del Postgrado al Máster en Teatro Aplicado

Información para el alumnado que ya ha cursado el “Diploma de Teatro en la Educación: pedagogía teatral » en cualquiera de sus ediciones y están interesados en completar sus estudios con el « Máster en Teatro Aplicado ».

El alumnado que ya haya realizado el “Diploma de Teatro en la Educación: Pedagogía Teatral” de la Universitat de València y tenga una titulación universitaria, Licenciado, Graduado o Diplomado, podrá iniciar el MÁSTER EN TEATRO APLICADO. 1º edición en el curso escolar 2016-17 y únicamente tendrá que cursar la asignatura:

TEATRO DE REMINISCENCIA Y TEATRO CON SUJETOS CON NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO

Por otra parte, quienes hayan trabajado o estén trabajando en alguna empresa u organización relacionada con el teatro en la educación o con el teatro social, podrán convalidar la Asignatura de Prácticas en Empresa, siempre que presenten un certificado del director o directora del centro, aunque deberán entregar una pequeña memoria del trabajo realizado para su convalidación.

Materias del Postgrado de Teatro en la Educación y del Máster en Teatro Aplicado.

NOTA: la imagen de este post es de la artista Maria Librea a quien agradcemos que nos permita su uso.

.

Formación en Teatro Aplicado

Pieter-Bruegel_Kirmestheater
Los estudios en teatro aplicado que ofrece la Universidad de Valencia están distribuidos en dos titulaciones:
  • A. Postgrado de Teatro en la Educación que se realizan durante un año escolar en sesiones de miércoles y jueves de 17:00 a 21:00 horas.
  • B. Máster en Teatro Aplicado que comprende dos cursos escolares. En el primer año se cursan las asignaturas propias del Postgrado y en el segundo las específicas del Máster.

Los alumnos que hayan cursado cualquiera de las ediciones anteriores del Postgrado de Teatro en la Educación, durante el curso 2016-17 solo tendrán algunas asignaturas que serán comunes a las que se cursarán en la nueva edición del Postgrado. El resto de materias específicas del máster se cursarán durante el 2017-18.

Por tanto, el alumnado que se matricule en este Máster en Teatro Aplicado y no tenga los cursos del Postgrado deberán cursar las asignaturas propias del postgrado más las específicas del máster. Lo que supone que para obtener este nuevo Máster en Teatro Aplicado se necesitan dos cursos escolares.
  • PREINSCRIPCIÓN al  “Diploma de Especialización de Teatro en la Educación: Pedagogía Teatral” AQUÍ>>>
  • PREINSCRIPCIÓN AL “MÁSTER PROPIO EN TEATRO APLICADO” AQUÍ>>>
NOTA: Más información específica consultad nuestra página web Postgrado de Teatro en la Educación o seguidnos en la redes sociales @postgradoteatro@MTeatroAplicado; @Avecteatre@antoninavarro@tomasmotos; etc.

Máster en Teatro Aplicado

Desde las dos últimas décadas del pasado siglo, empieza a utilizarse en el ámbito anglosajón el término teatro aplicado para referirse al uso del teatro en otros escenarios y con otras finalidades distintas a las del teatro convencional. Y estos otros escenarios van desde espacios físicos como centros educativos, asociaciones de vecinos, centros penitenciarios, dentro culturales, centros sanitarios, asociaciones de profesionales, ONGs, museos, residencias de ancianos, hospitales, empresas, etc. ) hasta otros inmateriales como el cuerpo, la imaginación y el deseo. Este teatro, diferente, no se hace solo con la intención de comunicar un mensaje con un formato estéticamente bien elaborado, sino que su foco está dirigido a ayudar a individuos o colectivos (sociedades u organizaciones) con carencias en alguna dimensión personal o social, vivida como privación y concretada en insatisfacción, exclusión, marginación u opresión.

Para desarrollar proyectos de intervención en ámbitos tan diferentes se requiere de un profesional -bien sea llamado actor, performer (en el sentido de intérprete o artista), facilitador (persona que se desempeña como instructor u orientador en una actividad), dinamizador, animador, coordinador, moderador o co-creador, artista asistente, artista enseñante – que tenga una formación transversal y sea capaz de trabajar con equipos multidisciplinares. Profesional que las actuales Escuelas Superiores de Arte Dramático, Facultades de Psicología o Educación no forman.

La historia del teatro transcurre paralela al desarrollo de la humanidad dado el carácter representacional de la existencia humana. Pero el Teatro Aplicado (TA) es un campo relativamente nuevo y todavía en desarrollo en el que se reúne una amplia gama de actividades dramáticas llevadas a cabo por diversos profesionales, grupos y organismos. El conocimiento, control y uso de los recursos dramáticos tiene una gran utilidad para un amplio abanico de profesionales, especialmente aquellos cuyo trabajo se focaliza en la intervención social, educativa, psicológica y organizacional. Para estos profesionales será especialmente beneficioso profundizar en el conocimiento y dominio de los recursos teatrales y dramáticos y su influencia en el desarrollo personal y grupal.

El TA traslada su acción desde los escenarios convencionales a entornos educativos, de acción social, terapéuticos, institucionales, organizativos. Los profesionales de la intervención educativa, social, psicológica y organizacional pueden beneficiarse del dominio de los recursos del teatro aplicado a partir del conocimiento, uso y canalización del poderoso efecto de la creatividad sobre el desarrollo individual y grupal. La creatividad es un potencial personal por el que las personas aprenden a buscar soluciones a los problemas y retos que aparecen en su vida cotidiana, entendiendo como problema todas aquellas situaciones susceptibles de ser mejoradas.

Saber convertir cualquier entorno en un espacio teatral y canalizar el potencial para el cambio que brinda la creatividad a través de experiencias de dramatización es la principal habilidad a desarrollar por los profesionales del teatro aplicado. Todos ellos, sea cual sea el entorno en el que trabajen, comparten la convicción en el poder que tiene el teatro de ir más allá de su mera forma estética.

El profesional del TA es un profesional multidisciplinar, que debe saber sobre teatro y sobre cómo hacer teatro, pero también estar formado en psicología, sociología y dominar los principios del proceso de enseñanza-aprendizaje.

La convicción acerca de la utilidad de los recursos teatrales no es nueva, sobre todo fuera de nuestras fronteras, donde existen múltiples ejemplos de experiencias de formación basadas en el teatro aplicado. Por ejemplo, la Central School of Speech and Drama de la Universidad de Londres, Reino Unido, define el TA como «intervención, comunicación, desarrollo, empoderamiento y expresión cuando se trabaja con los individuos o en comunidades específicas». Es importante observar en esta declaración la referencia al trabajo con personas, ya que en muchos enfoques de investigadores del TA solo es considerado como forma de trabajo social realizado por trabajadores de la cultura. Este prestigioso centro universitario ofrece el programa de máster «Applied Theatre (Drama in the Community and Drama Education)».

La publicación periódica Applied Theatre Research, al concretar su línea editorial está acotando a su vez el campo del TA. Esta revista internacional online se centra en

«las prácticas dramáticas con participantes o grupos específicos de clientes en una variedad de contextos sociales, tales como: el drama y el teatro en la educación, el teatro para el desarrollo, el teatro en ámbitos terapéuticos, el teatro en los negocios, el teatro en el debate político y la acción social, el teatro en la educación permanente, el teatro en las cárceles, el teatro en la educación para la salud y la toma de conciencia, el teatro en el cuidado de ancianos, el teatro en los hospitales y el teatro juvenil».

En nuestro país no existe ningún programa que abarque los cuatro grandes ámbitos de intervención del teatro aplicado: a) el de la educación formal, esto es, centrado en el espacio curricular y extracurricular; b) el del cambio social, de la participación y del empoderamiento tanto de los individuos como de las comunidades; esto es, el espacio de las estrategias dramáticas como intervención sociopolítica; c) el del cambio personal y de los colectivos enfocado hacia la prevención, la curación o la rehabilitación: el espacio de las estrategias dramáticas en psicoterapia como aprendizaje socioemocional; d) el del cambio corporativo y el de la formación dentro de la empresa: el territorio de las estrategias dramáticas para el aprendizaje y la mejora profesional (véase figura siguiente).

Mapa_Teatro_Aplicado_Master.001