Creatividad del actor: interpretación con objetos

“Considero que desde la infancia estoy prendado por el aura de los objetos, por su capacidad de absorber el mundo de las emociones. En el día a día nos dejamos llevar por su uso cotidiano, dando la espalda a su lado poético, al que quizá yo presto atención.” Chema Madoz

El punto de vista de la esponja (sobre los objetos) 

Oriente se abrió al mundo a través de la respiración. Cualquiera que haya practicado algo de meditación oriental o yoga sabe de su importancia. Aquí, en Occidente, nos abrimos al mundo a través de la vista. Desde esta puerta nos abrimos una dualidad: la del sujeto y el objeto. Toda nuestra cultura está marcada por este hecho. Esta entrada al mundo ha ayudado a que nuestro deseo de acumular y de poseer sea muy grande. “Todo a un euro”, reza la entrada de algunos bazares. Dice Santiago Alba Rico que “los objetos, como signos y depositarios de aventuras, están a punto de desaparecer para siempre en la renovación acelerada de las mercancías. En esta gran comunidad soltera de lactantes desatados contra todas las consistencias, las cosas no dicen nada.

Si Caperucita hubiera comprado su caperuza en Zara, unos días llevaría una roja y luego una blanca; cambiaría todos los días de vestimenta y nadie la reconocería por su ropa. Si Cenicienta hubiese adquirido sus zapatos en un Carrefour, el príncipe jamás la habría encontrado y ella habría seguido barriendo suelos para siempre. Si Ulises hubiese comprado su arco en El Corte Inglés, habría tenido que sustituirlo tantas veces por un modelo nuevo, idéntico al de todos los otros clientes, que los ciento ocho rivales no habrían tenido problemas para tensarlo y hacerse pasar por él. En los cuentos los objetos resisten como asideros mnemotécnicos y claves irremplazables del relato. En todos ellos la felicidad del héroe depende de un bastón, una mesa, unos zapatos rojos, una bolsa, una camisa, un arpa, una copa, que no pueden comprarse en Ikea.

Al mismo tiempo dirigimos la mirada hacia las cosas y los objetos desde un punto de vista y una realidad personal. Para un jardinero un árbol significa trabajo, para un jubilado sombra y descanso, para un fabricante de muebles su materia, para un niño, al menos antes, el punto de anclaje de su columpio o un torreón a conquistar…

Cada objeto está produciendo una narrativa distinta en cada sujeto. Pero el nuestro no es un punto de vista cualquiera, es, como dice Ramón Gómez de la Serna, “el punto de vista de la esponja” expresando la relatividad del mundo. Se trata un poco de trastornar el sentido original de las cosas, de encontrar una sobre-realidad, de des-realizar lo que conocemos, de encontrar secretas querencias entre los objetos. “Las verjas del jardín se pueden abrir con la docilidad de una página” (Borges). Y “los barrenderos manejan sus escobas con el gesto majestuoso del segador en el asfalto, como si éste fuera una pradera imaginaria”. Lúdicos intentos de situarse frente a los objetos como ante una nueva y maravillosa realidad. Esponjas ingenuas, infantiles, capaces de reencantar a través de la mirada del niño esa dualidad objeto-sujeto. Si los objetos pueden ser otra cosa de lo que son es porque la realidad también. Afortunadamente.

Jorge Picó

Vilanova i la Geltrú, mayo 2018.

Bibliografía, internet, festivales, compañías…

Bibliografía

Para aquellos que estéis interesados en el diseño de objetos, aquí hay algunas pistas, primero para comprender cómo funcionan, y que luego ayudan a su “transformación”

  • Bruno Munari Cómo nacen los objetos. Apuntes para una metodología proyectual.México, GG Diseño. 1993.
  • Donald A. Norman La Psicología de los objetos cotidianos Traducción Fernando Santos Fontenla. Ed Nerea. San Sebastián, 1990.
  • Y una curiosidad Jacques Carelman Catalogue d’objet introuvables.
  • Un libro fundamental si quereis abordar el trabajo desde el punto de vista de la historia: Histoire matérielle et immatérielle de l’art moderne&contemporain de Florence de Mèredieu. Ed.Larousse, 2008.

Para trabajar sobre los objetos desde la poesía:

La introducción a las greguerías es un estudio que vale la pena

  • Ramón Gómez de la Serna Greguerías de en Ed. Optima, Barcelona 1997 Edición e introducción a cargo de César Nicolás.
  • Francis Ponge Le parti pris des choses.Ed Gallimard, 1948.

Desde la fotografía:

  • Chema Madoz. Chema Madoz. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Ed. Aldeasa. Madrid 1999.
  • Joan Brossa o la revuelta poética. Edición a cargo de Manuel Guerrero. Edita Fundación Joan Miró, Barcelona, 2001.

Y aquí tenéis un libro que es un buen ejercicio de cómo comentar una imagen, os lo recomiendo:

  • VVAA Daniel Gil. Nuestras mejores portadas. Ed Aldeasa 2005

Y en pintura si podéis seguir el trabajo de Magritte y De Chirico os ayudarán. Muchos escenógrafos los tienen como libro de cabecera.

  • Giorgio de Chirico Sobre el arte metafísico y otros escritos. Comisión de cultura del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos. Librería Yerba. Murcia 1990.
  • Marcel Paquet. Magritte. Ed Taschen, Colonia 2000.
  • Si os gusta la performance darle un vistazo al trabajo de Joseph Beuys, internet está lleno
  • O este libro, LAMARHE-VADEL, BERNARD, Joseph Beuys. Ed. Siruela. Madrid, 1994.
  • Aquí teneis un buen festival de performance, Spill Festival
  • Otro con un buen histórico y fotos,
  • Ex Teresa Arte Actual.O a esta compañía catalana, Playground.
  • La Compagnie de Philippe Genty, maestro de marionetas.
  • Si quereis más sobre marionetas, a Lérida teneis
  • La Fira de Titelles.Tadeusz Kantor para ver cómo trabaja con los maniquíes y el embalaje de objetos
  • T. Kantor El teatro, la muerte y otros ensayos. Ed. Alba, 2010

Creatividad del actor: interpretación con objetos

“Los objetos inanimados siempre están en lo correcto y nada se les puede reprochar, desafortunadamente. Nunca observado una silla tropezar una pata con otra, o una cama que se recueste con las rodillas dobladas. Y las mesas, ni siquiera cuando están cansadas se atreven a aflojar las rodillas. Sospecho que los objetos se comportan así por consideraciones pedagógicas, para reprobarnos constantemente por nuestra inestabilidad.» Zbigniew Herbert

Jorge Picó. Interpretación con objetos (6)

(…) Sin los niños no habrían historias porque son ellos quienes hacen las preguntas. Gracias los niños nos volvemos escritores, esto lo explica muy bien Santiago Alba Rico en su libro Leer con niños. Contarles historias es una forma de cuidarlos, como taparlos al acostarlos por la noche, limpiarles los mocos o curarles una herida. En una sociedad que le concede a la velocidad un valor absoluto, un valor de fin (es bueno que nuestro Internet vaya más rápido, nuestros trayectos en tren y los platos que cocinamos se hagan en menos tiempo, etc, etc.) los niños no tienen prisa sino tiempo, igual que los africanos cuando dicen que los europeos tienen los relojes y ellos el tiempo. Igual que la protagonista de Momo de Michael Ende.  (…)

“¿Qué hay en ti que sea bueno para el resto?” Estaba escrito en una escuela kurda. El conocimiento es imaginativo, hace falta algo más que una buena teoría para educar. Si se pierde el punto de vista moral, se pierde la condición humana (…)

Seguir leyendo el texto completo>>> Reflexiones-sobre-Arte-y-Educación-Jorge-Picó-17.

MATERIAL:

WEBGRAFIA:

NOTA: imagen TIM ETCHELLS cía. FORCED ENTERTAINMENT

Jorge Picó. Interpretación con objetos (107)