Entradas

Teatro en la prisión

“…la importancia y el reto de proponer un lenguaje liberador, como el del teatro, en un lugar represivo, en una institución total, como es la cárcel…”

“La interpretación subvierte los roles, imagina y crea, no tiene importancia donde te encuentres, ni que la celda sea pequeña y que afuera haya un director o un agente de policía penitenciario que te mira con cara irónica. No tiene importancia porque se consigue transformar lo existente.”

El teatro en la prisión es una modalidad de teatro social, que se refiere tanto a los espectáculos como a los talleres de dramatización creados por, con y para reclusos. Los objetivos de este tipo de trabajo incluyen diversión, juego, rehabilitación, transformación y psicoterapia. En esencia el teatro en la prisión es teatro para el cambio.

El Teatro en las prisiones se configura hoy como una práctica formativa no tradicional, que ayuda el re – descubrimiento de las capacidades y las sensibilidades personales, pero también una modalidad de expresión positiva de emociones y rechazos; la experiencia del grupo teatral permite, en efecto, experimentar papeles y dinámicas no propios de la detención, reemplazando los mecanismos relacionales basados sobre la fuerza, sobre el control y sobre el desafío con aquellos ligados a la colaboración, al cambio y a la solidaridad.

Este módulo será impartido por Olga Vinyals y se basa en su experiencia directa de trabajo en las prisiones con el teatro. En concreto en Italia, en la ciudad de Milán, en la prisión de Sant Vittore.

El planteamiento es práctico a partir de las diferentes técnicas teatrales que que ha utilizado en las sesiones y talleres que ha conducido en la cárcel y con colectivos en riesgo de exclusión. Se basa en la valorización de la persona y el desarrollo de sus capacidades creativas. En la riqueza de su mirada, de su experiencia y biografía para desarrollar un objetivo artístico y compartirlo en un grupo.

La metodología principal se basa en el teatro como una herramienta de intervención social, generando espacios que promueven la expresividad, la empatía, el trabajo colaborativo, la implicación en los procesos, la construcción colectiva de identidades e historias.

Otro de los objetivos del seminario es compartir información y profundizar en los diferentes proyectos de teatro y cárcel de España, Catalunya y sobretodo de Italia, ya que ahora mismo es uno de los países europeos en que la administración penitenciaria está más implicada en la promoción y desarrollo de la cultura del teatro en la cárcel.

Materiales del módulo:

Psicopedagogía de la dramatización

En este módulo de “Psicopedagogía de la Dramatización” se tratarán algunos aspectos base de la Dramatización para responder a las preguntas sobre qué es la Dramatización, para qué y cómo trabajar con ella, en los distintos ámbitos.  Entre los aspectos que conviene destacar están la diferencia entre Dramatización  (proceso) y Teatro (producto); los valores que aporta el Teatro a la educación; cuáles son las actividades dramáticas de acuerdo con el desarrollo evolutivo de la persona (formas dramáticas); los contenidos de la Dramatización/Taller de teatro (competencias) y el proceso de creación en el taller expresivo creativo (metodología del taller de Dramatización).

“También tendremos la oportunidad de tratar, los ambitos y valores que aporta la dramatizacion. La práctica del teatro, además del llamado teatro convencional, se realiza en tres grandes campos: el arte, la psicoterapia y la educación. Éstos vienen delimitados por la finalidad perseguida al utilizar el teatro y por la formación de los que la practican y no tanto por los métodos y las actividades utilizadas, que en esencia son las mismos. Si tomamos como ejemplo el teatro, tenemos que si se procede de una formación en arte dramático se ven las actividades dramáticas desde una óptica teatral, como espectáculo, resultado estéticamente elaborado para ofrecer a un público; si la formación es en psicoterapia se hablará de psicodrama o sociodrama; y si la formación es pedagógica, se contemplarán las actividades dramáticas como prácticas educativas, como exponente de los métodos activos”.

 

psicopedagogia_2

“Las estrategias específicas propias de la dramatización están basadas en la concepción del taller como un espacio de creación, reflexión e intercambio de ideas (…) El modelo de taller que proponemos se asienta sobre cuatro variables: las fases del proceso creativo, el proceso de representación artística, los momentos de la clase o taller didáctico y el tipo de actividades realizadas”.

Bibliografía básica:

Documentos de trabajo para el módulo de Psicopedagogía de la Dramatización:

Psicopadagogía de la dramaturgia. Contenidos Teóricos

Máster en Teatro Aplicado

Desde las dos últimas décadas del pasado siglo, empieza a utilizarse en el ámbito anglosajón el término teatro aplicado para referirse al uso del teatro en otros escenarios y con otras finalidades distintas a las del teatro convencional. Y estos otros escenarios van desde espacios físicos como centros educativos, asociaciones de vecinos, centros penitenciarios, dentro culturales, centros sanitarios, asociaciones de profesionales, ONGs, museos, residencias de ancianos, hospitales, empresas, etc. ) hasta otros inmateriales como el cuerpo, la imaginación y el deseo. Este teatro, diferente, no se hace solo con la intención de comunicar un mensaje con un formato estéticamente bien elaborado, sino que su foco está dirigido a ayudar a individuos o colectivos (sociedades u organizaciones) con carencias en alguna dimensión personal o social, vivida como privación y concretada en insatisfacción, exclusión, marginación u opresión.

Para desarrollar proyectos de intervención en ámbitos tan diferentes se requiere de un profesional -bien sea llamado actor, performer (en el sentido de intérprete o artista), facilitador (persona que se desempeña como instructor u orientador en una actividad), dinamizador, animador, coordinador, moderador o co-creador, artista asistente, artista enseñante – que tenga una formación transversal y sea capaz de trabajar con equipos multidisciplinares. Profesional que las actuales Escuelas Superiores de Arte Dramático, Facultades de Psicología o Educación no forman.

La historia del teatro transcurre paralela al desarrollo de la humanidad dado el carácter representacional de la existencia humana. Pero el Teatro Aplicado (TA) es un campo relativamente nuevo y todavía en desarrollo en el que se reúne una amplia gama de actividades dramáticas llevadas a cabo por diversos profesionales, grupos y organismos. El conocimiento, control y uso de los recursos dramáticos tiene una gran utilidad para un amplio abanico de profesionales, especialmente aquellos cuyo trabajo se focaliza en la intervención social, educativa, psicológica y organizacional. Para estos profesionales será especialmente beneficioso profundizar en el conocimiento y dominio de los recursos teatrales y dramáticos y su influencia en el desarrollo personal y grupal.

El TA traslada su acción desde los escenarios convencionales a entornos educativos, de acción social, terapéuticos, institucionales, organizativos. Los profesionales de la intervención educativa, social, psicológica y organizacional pueden beneficiarse del dominio de los recursos del teatro aplicado a partir del conocimiento, uso y canalización del poderoso efecto de la creatividad sobre el desarrollo individual y grupal. La creatividad es un potencial personal por el que las personas aprenden a buscar soluciones a los problemas y retos que aparecen en su vida cotidiana, entendiendo como problema todas aquellas situaciones susceptibles de ser mejoradas.

Saber convertir cualquier entorno en un espacio teatral y canalizar el potencial para el cambio que brinda la creatividad a través de experiencias de dramatización es la principal habilidad a desarrollar por los profesionales del teatro aplicado. Todos ellos, sea cual sea el entorno en el que trabajen, comparten la convicción en el poder que tiene el teatro de ir más allá de su mera forma estética.

El profesional del TA es un profesional multidisciplinar, que debe saber sobre teatro y sobre cómo hacer teatro, pero también estar formado en psicología, sociología y dominar los principios del proceso de enseñanza-aprendizaje.

La convicción acerca de la utilidad de los recursos teatrales no es nueva, sobre todo fuera de nuestras fronteras, donde existen múltiples ejemplos de experiencias de formación basadas en el teatro aplicado. Por ejemplo, la Central School of Speech and Drama de la Universidad de Londres, Reino Unido, define el TA como «intervención, comunicación, desarrollo, empoderamiento y expresión cuando se trabaja con los individuos o en comunidades específicas». Es importante observar en esta declaración la referencia al trabajo con personas, ya que en muchos enfoques de investigadores del TA solo es considerado como forma de trabajo social realizado por trabajadores de la cultura. Este prestigioso centro universitario ofrece el programa de máster «Applied Theatre (Drama in the Community and Drama Education)».

La publicación periódica Applied Theatre Research, al concretar su línea editorial está acotando a su vez el campo del TA. Esta revista internacional online se centra en

«las prácticas dramáticas con participantes o grupos específicos de clientes en una variedad de contextos sociales, tales como: el drama y el teatro en la educación, el teatro para el desarrollo, el teatro en ámbitos terapéuticos, el teatro en los negocios, el teatro en el debate político y la acción social, el teatro en la educación permanente, el teatro en las cárceles, el teatro en la educación para la salud y la toma de conciencia, el teatro en el cuidado de ancianos, el teatro en los hospitales y el teatro juvenil».

En nuestro país no existe ningún programa que abarque los cuatro grandes ámbitos de intervención del teatro aplicado: a) el de la educación formal, esto es, centrado en el espacio curricular y extracurricular; b) el del cambio social, de la participación y del empoderamiento tanto de los individuos como de las comunidades; esto es, el espacio de las estrategias dramáticas como intervención sociopolítica; c) el del cambio personal y de los colectivos enfocado hacia la prevención, la curación o la rehabilitación: el espacio de las estrategias dramáticas en psicoterapia como aprendizaje socioemocional; d) el del cambio corporativo y el de la formación dentro de la empresa: el territorio de las estrategias dramáticas para el aprendizaje y la mejora profesional (véase figura siguiente).

Mapa_Teatro_Aplicado_Master.001

Introducción al Teatro del Oprimido

Teatro-del-Oprimido-Teatro-en-la-Educacion-Maria-Balibrea

Todos debemos hacer teatro para averiguar quiénes somos y descubrir quiénes podemos llegar a ser”. Augusto Boal

En este módulo vamos a hacer una aproximación al Teatro del Oprimido (TO), centrándonos en dos de sus modalidades, el Teatro Foro y el Teatro Imagen. Los contenidos en los que vamos a desarrollar son:

Pablo Freire y Augusto Boal: lucha, compromiso y esperanza.

– Sistema de ejercicios y actividades del Teatro del Oprimido.

– Proceso para el trabajo con el Teatro Imagen.

– Técnicas de producción sociodramática para dinamizar las situaciones de exclusión, marginación u opresión en las sesiones de Teatro Imagen.

El Teatro del Oprimido (TO) es una formulación teórica y un método estético,  basado en diferentes formas de arte y no solamente en el teatro. Además el Teatro del Oprimido se basa en los elementos siguientes:

  • Reúne un conjunto de ejercicios, juegos y técnicas teatrales que pretenden la desmecanización física e intelectual  de sus practicantes y la democratización del teatro.
  • Tiene por objetivo utilizar el teatro y las técnicas dramáticas como un instrumento eficaz para la comprensión y la búsqueda de alternativas a problemas sociales e interpersonales.
  • Desde sus implicaciones pedagógicas, sociales, culturales, políticas y terapéuticas se propone transformar al espectador -ser pasivo- en espect-actor, protagonista de la acción dramática -sujeto creador-, estimulándolo a reflexionar sobre su pasado, modificar la realidad en el presente y crear su futuro.  El espectador ve, asiste; el espect-actor  ve y actúa, o mejor dicho, ve para actuar en la escena y en la vida (Boal, 1980).

Teatro-del-Oprimido-Teatro-en-la-Educación_Tomás-Motos