Teatro físico

Teatro físico se ha convertido en un unidad léxica comodín, que engloba muchas disciplinas escénicas. Por este motivo, es fácil que el teatro físico pueda ir acompañado de danza-teatro, acrobacia, circo, payaso, lucha escénica, máscara, pantomima y mimo, pues toda puesta en escena basada en el movimiento principalmente se acoge bajo el amplio paraguas de este término. Quiere decirse, que se encuentran fuera del “teatro tradicional”.

El trabajo de este módulo se basará en crear una gramática corporal dentro de un espacio (nuestras ciudades) y un contexto (nuestras vidas sociales). Composición teatral individual y grupal que se expondrán en una performance en la calle. Esta exposición tendrá en común  con el teatro invisible,  generar una provocación en la mirada voyeur del transeúnte, obligándole a observar aquello que le genera curiosidad o morbo.

A través de la temática “geometría y angustia” conoceremos las técnicas básicas del oficio del actor de cuerpo: movimiento, quietud, tensión, relajación, gravedad, dimensiones, biotipos y atmósferas.

Aparentemente geometría y angustia parecen dos palabras muy alejadas ¿Qué las hace iguales? La tensión. El concepto de estrés, proviene de la palabra inglesa, stress “tensión”.

La arquitectura moderna conocedora del impacto anímico de los lugares en la vida de las personas que los habitan, han comenzado a dejar de enfocarse solo en la estética del espacio, también en la armonía con quien lo ocupa. Pero en contrapunto, encontramos la otra arquitectura dirigida a la funcionalidad y ahorro, encajonando a las personas en cajas de pladur llamadas oficinas. Vidas encapsuladas (casa, coche, tecnología, trabajo, para finalizar la vida en otra caja).

No es fácil vivir, mucho menos en nuestras ciudades. Éstas, han cobrado autonomía sobre nosotros mismos, tienen su propio ritmo, sistema y ambiciones distintas a los seres humanos.

Y de eso tratará el módulo de teatro físico: sobre cómo contamos una historia donde estas dos palabras geometría y angustia sean representadas a través de un teatro físico, por medio de unos personajes.

Para toda creación debemos de comenzar con una idea. Un bosquejo al cual le  iremos dando forma.

Partiremos de la idea de que el sufrimiento, el amor y el duelo nos convierten a todos en iguales y construyen nuestras emociones y tejidos. Fibras que unen nuestro cerebro con nuestro intestino, tensegridad de nuestro equilibrio psico-neuro-endocrino-inmunológico. Quién no ha sentido en los momentos de inmenso sufrimiento o en el desbordamiento de un amor, como los sentires y pensares se deslizaban de la cabeza al estómago o cómo trepaban en camino opuesto. Esas cuerdas psicoafectivas son similares al cableado y columnas que mantiene a los edificios de nuestras ciudades en pie. Stress significa “fatiga de material” es decir: nuestra tensión se afloja, causando la caída de nuestro edificio (cuerpo).

Estos días quiero que observéis la ciudad donde estáis ¿Cómo está construida? ¿Qué diferencia tiene la arquitectura en los pasos de los años, siglos? ¿Qué diferente es con otras ciudades que habéis visitado, vivido?

De igual modo quiero que miréis a las personas que os crucéis como científicos de la condición humana ¿Cuál es el ritmo que lleva? ¿Cómo son sus caras al ir al trabajo? ¿los espacio vitales en lugares públicos como el metro?

Son solo algunas preguntas que os debéis hacer, es vuestro trabajo llevar una idea sobre geometría y angustia para que entre todas podamos crear una performance, sobre el trabajo que realizaré de teatro físico.

Material del módulo:

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *