Teatro de las oprimidas

EL módulo de Teatro de las Oprimidas (TO) es una oportunidad para multiplicar la metodología desarrollada por Augusto Boal. Se presentan los principios fundamentales de un teatro esencialmente crítico y se desvelan las distintas ramas del árbol que sustenta todo el universo de medios para transformar la realidad desde la ficción teatral. Y ante todo, se revela el poder transformador de un teatro que trasciende los escenarios, invade los patios de butacas e invita al público a convertirse en protagonista, éste, empoderado, asume su potencial transformador y se interpreta a sí mismo para reinventarse liberado de las opresiones de la realidad. 

Empezamos abriendo el arsenal de juegos para actores y no actores, despertando nuestros sentidos, descubriendo nuestras capacidades y nuestros límites, reconociendo a las personas con quienes compartimos, activando las cuatro ces (Corazón, Cabeza, Cuerpo, Cultura) y aterrizando en el aquí y ahora. 

En seguida aparece el Teatro Imagen, que se muestra como una herramienta capaz de hacer hablar a nuestro cuerpo sin que a nuestro cerebro le dé tiempo a manipular lo que expresamos. Así, somos capaces de representar lo concreto, pero también lo abstracto. Introducimos el sonido, la palabra y el deseo de cambio. Con la dinámica de Las Horas, nos observamos en nuestro día a día y reflexionamos sobre nuestros hábitos, luego transformamos nuestras acciones mecanizadas y las humanizamos bailándolas y transformándolas en arte. 

Caen cuatro gotas y surge el Arco Iris del Deseo, casualmente, sin pretenderlo; ésa es una de las claves del Curinga, haber experimentado muchas técnicas, desarrollar la capacidad de atender a las necesidades y tener la sensibilidad para utilizar la herramienta adecuada en el momento preciso. Exploramos las contradicciones que nos habitan con la técnica de Los Polis en la Cabeza, materializando aquellas voces internas que nos susurran a gritos lo que debemos que hacer y lo que no. 

Con la Estética del Oprimido evidenciamos la invasión ideológica a la que estamos continuamente expuestas y nos reapropiamos de los medios artísticos para producir arte desde nuestra esencia primitiva. Creamos al Ser de la Basura, un ser compuesto por nuestros propios deshechos que cobra vida y nos habla de nosotras, de lo que consumimos, de lo que somos, de lo que no somos y de lo que podríamos llegar a ser.

Vivimos una experiencia exprés de Teatro Foro. Elegimos un tema al que como grupo somos sensibles: la Presión Social. Compartimos nuestras opresiones personales, las colectivizamos y creamos una historia que nos acoge. La esquematizamos con imágenes, una ráfaga de instantáneas que sintetizan la obra. Luego, desarrollamos cada escena, ponemos voz y movimiento. Y la hacemos crecer con las técnicas de ensayo: Para y piensa, Bombardeo de preguntas, Pase para sordos, Pase con telegrama… Finalmente realizamos el Foro, entre nosotras, recogiendo las alternativas de cambio propuestas y vislumbrando cual seria el siguiente paso: revisar, reconstruir y compartir con un público.

No hay tiempo para más. Cada módulo del Máster es una ventana por la que nos asomamos durante un tiempo limitado, el suficiente para reconocer el paisaje que nos presenta, para percibir sus posibilidades y tener la breve experiencia que nos impregna de su potencial. Pero las ventanas no se cierran, quedan abiertas, sus brisas nos persiguen y en cualquier momento podemos regresar a la que queramos, colarnos en ella y seguir investigando. 

Módulo a cargo de Marc Escrig de Teatre de Caixó.

Teatro del oprimido, un teatro para el cambio

La principal creación de Augusto Boal (1931-2009) fue el Teatro del Oprimido (TO), encuentro entre el teatro popular y la Pedagogía del Oprimido de Paulo Freire, hoy es una realidad mundial y una metodología conocida y practicada en los cinco continentes. El TO no deja de ser una extensión de la Pedagogía del Oprimido, fundamentada en sus elementos nucleares, que Boal toma sin reservas de su compatriota Freire. La obra que da nombre a su método, Teatro del Oprimido y otras poéticas políticas. En la génesis de la poética del TO, el sujeto ocupa un lugar central, siguiendo el principio, tantas veces repetido por Boal, de que todo el mundo puede hacer teatro y con ese “hacer” se iniciaría la senda de la emancipación. Pues como afirma este autor “¡Todos debemos actuar!” y “la alfabetización teatral es necesaria porque es una forma de comunicación muy poderosa y útil en las transformaciones sociales” Boal, 1975:16) y añade “actores somos todos nosotros, y ciudadano no es aquél que vive en sociedad: ¡es aquel que la transforma!” (Boal, Mensaje Internacional del Día mundial del Teatro, 27 de mayo de 2009).

Materiales del módulo:

Introducción al Teatro del Oprimido

“Todos debemos hacer teatro para averiguar quiénes somos y descubrir quiénes podemos llegar a ser” (Boal, 2006).

El Teatro del Oprimido (TO) es un medio ideológico de concienciación que conduce al cambio,  pues actuando sobre nosotros y sobre nuestro entorno podemos  convertirnos en ciudadanos más críticos y personas más concienciadas. Se trata de una formulación teórica y un método estético,  basado en diferentes formas de arte y no solamente en el teatro. Su objetivo es utilizarlas como herramientas efectivas para la generación de conocimiento crítico con vistas a la comprensión y a la búsqueda de alternativas a situaciones de exclusión, marginación y opresión sociales y personales.

Material del módulo. Tomás Motos
Aquí encontraréis tres documentos: el 1º trata sobre la figura y la obra de Augusto Boal, el 2º se centra en la metodología del Teatro Imagen y el 3º está dedicado a la modalidad del Teatro Foro.

Teatro del oprimido

Árbol_del_Teatro_del_oprimido_de_Augusto_Boal_(en_español)La meta del Teatro del Oprimido no es llegar al equilibrio tranquilizador, sino al desequilibrio que conduce a la acción. Su objetivo es dinamizar. Esto se consigue a través de la acción concreta, en escena: ¡el acto de transformar es transformador! Transformando la escena me transformo”. Augusto Boal

En este documento se recogen textos que tratan sobre diferentes aspectos y aplicaciones del Teatro del Oprimido. El Teatro del Oprimido es un medio ideológico de concienciación que conduce al cambio, pues actuando sobre nosotros y sobre nuestro entorno podemos convertirnos en ciudadanos más críticos y profesionales más concienciados.

Se comienza con una semblanza de la figura de Augusto Boal y su obra. Y se tratan con amplitud algunas de las modalidades del Teatro del Oprimido y cómo utilizar el Teatro Imagen relacionándolo con la dramatización y la expresión corporal y el Teatro Legislativo.

MATERIALES DEL MÓDULO:

Teatro del Oprimido-Máster-en-Teatro-Aplicado-2017

PARA SABER MÁS:

Introducción al Teatro del Oprimido 2

teatrodeloprimido_avecteatre (58)Democracia estética, contra la monarquía del Arte” ( A. Boal (2009). Estética del Oprimido, pág 167).
Esta presentación es complementaria del documento “Introducción al Teatro del Oprimido”. En ella están recogidos los conceptos fundamentales de esta sistema teatral. Puede servir de inicio para quienes estéis interesados en aproximaros a la obra y el pensamiento de Augusto Boal.

Introducción al Teatro del Oprimido

Teatro-del-Oprimido-Teatro-en-la-Educacion-Maria-Balibrea

Todos debemos hacer teatro para averiguar quiénes somos y descubrir quiénes podemos llegar a ser”. Augusto Boal

En este módulo vamos a hacer una aproximación al Teatro del Oprimido (TO), centrándonos en dos de sus modalidades, el Teatro Foro y el Teatro Imagen. Los contenidos en los que vamos a desarrollar son:

Pablo Freire y Augusto Boal: lucha, compromiso y esperanza.

– Sistema de ejercicios y actividades del Teatro del Oprimido.

– Proceso para el trabajo con el Teatro Imagen.

– Técnicas de producción sociodramática para dinamizar las situaciones de exclusión, marginación u opresión en las sesiones de Teatro Imagen.

El Teatro del Oprimido (TO) es una formulación teórica y un método estético,  basado en diferentes formas de arte y no solamente en el teatro. Además el Teatro del Oprimido se basa en los elementos siguientes:

  • Reúne un conjunto de ejercicios, juegos y técnicas teatrales que pretenden la desmecanización física e intelectual  de sus practicantes y la democratización del teatro.
  • Tiene por objetivo utilizar el teatro y las técnicas dramáticas como un instrumento eficaz para la comprensión y la búsqueda de alternativas a problemas sociales e interpersonales.
  • Desde sus implicaciones pedagógicas, sociales, culturales, políticas y terapéuticas se propone transformar al espectador -ser pasivo- en espect-actor, protagonista de la acción dramática -sujeto creador-, estimulándolo a reflexionar sobre su pasado, modificar la realidad en el presente y crear su futuro.  El espectador ve, asiste; el espect-actor  ve y actúa, o mejor dicho, ve para actuar en la escena y en la vida (Boal, 1980).

Teatro-del-Oprimido-Teatro-en-la-Educación_Tomás-Motos